Carrera por una vida. Donación de médula

donación de médulaAhora hace ya un año, de la carrera más importante que he corrido en todo mi vida. Solo un año, y cuando me pongo a pensarlo, parece que ha pasado tanto tiempo. Realmente me doy cuenta que un año no es nada. Pero si para mi no es nada, no quiero ni imaginar como debía pasar el tiempo para la otra persona involucrada en la donación de médula.

Pero todo empezó mucho antes, pero tampoco mucho, ya que en mi caso todo fue bastante rápido. Lo primero fue hacerme donante de médula ósea. Es muy sencillo, tu también puedes, aquí te dejo la información necesaria, de la Fundación Josep Carreras. Aquí podrás informarte de todo lo necesario, que conlleva la donación de médula, como hacerlo, donde hacerlo,…

Fui citado para una primera extracción de sangre en el hospital Puerta de Hierro, un proceso muy simple parecido a una donación de Sangre. Simplemente te pinchan, y te sacan sangre para entrar a formar parte del REDMO, Registro de Donantes de Médula Ósea.

donación de médulaY ya está, bueno antes te avisan que esto es un proceso largo. Que igual tardan mucho tiempo en avisarte, o igual nunca te avisan. Ya que el encontrar un posible receptor al que puedas donar es algo difícil, pero no imposible. Aún así, tu te vas feliz con la labor realizada, y sabiendo que solo con esta contribución, estas ayudando.

Pero en mi caso todo fue una sorpresa, ya que no habían pasado ni tres meses, y recibo una llamada diciéndome que soy un posible donante. Si quiero seguir adelante con la misma, solo tengo que ir al Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid.

¿Como no voy a querer seguir adelante?. Pues dicho y hecho, allí que me voy. Allí simplemente me sacan más sangre, esta vez para comparar más a fondo con un posible receptor, a ver si soy compatible para una posible donación. Aunque me avisan que esto tampoco implica nada, es simplemente un aviso de posible compatibilidad, y que estamos más gente en este proceso de selección.

De nuevo el tiempo va pasando, casi un año, y yo sin poder donar sangre, sin saber nada de la donación. Así que un poco preocupado les escribo un correo, para ver si seguía en dicho proceso, o ya estaba fuera del mismo. Y me responden que no me preocupe, que todavía se siguen comprobando cosas. Que si no soy compatible, o ya no estoy en el proceso, se me avisará.

Y de repente de nuevo la sorpresa, a finales de Mayo del año pasado recibo una llamada de Barcelona. Donde me preguntan si quiero seguir con la donación, ya que resulta que soy compatible con un paciente. Y ante mi respuesta afirmativa, me indican que por precaución, van a hacer unas pruebas más a fondo, para poder evaluar si al final estoy sano y puedo donar. También me facilitan de nuevo toda la información para que me lo piense más a fondo antes de dar mi respuesta definitiva.

Ya que una vez empezado el proceso de donación, no hay marcha atrás para el paciente.

donación de médulaDe nuevo empezamos con las pruebas, esta vez en la Paz, para ver que todo está bien. Así que me dirijo a la Unidad de Médula Ósea de la Paz, donde el trato recibido es excelente. Me acompañan a todos sitios, y me hacen todas las pruebas posibles. Extracción de Sangre, Electro, una placa de pecho, entrevista, … Y además me informan de todo el proceso, y me indican que en caso de estar todo correcto, la donación será a finales de Junio.

También me informan que al ser una donación realizada con el método de Sangre periférica, no tendré que entrar en quirófano. Tendré que estarme inyectando durante 4 días antes una serie de inyecciones subcutáneas, que provocarán que las células madre salgan de la médula ósea hacia la sangre.

Pues dicho y hecho, resulta que estoy sano, y puedo donar, y además ya tengo fecha de donación. Así que una vez con las inyecciones y las instrucciones necesarias sobre como ponérmelas, no hay vuelta atrás, ya solo falta empezar.

En mi caso estas inyecciones no suponen ninguna molestia, ya que estoy avisado que algunos donantes tienen una reacción en forma de molestias (sobre todo el último o los dos últimos días de ponérselas) como si tuvieran un ligero resfriado, dolor de huesos, mal estar general, etc. En mi caso todo fue correcto, ninguna molestia Es más hasta me animé a correr una carrera el día que tenía que empezar con las inyecciones.

donación de médulaY llega el día de la donación, me persono en la Paz, en la unidad de Médula Osea, para empezar con el proceso. Un proceso que dura casi toda la mañana, conectado a una máquina de la siguiente manera. Se me toma una vía, que llevará mi sangre a una máquina, que mediante un proceso llamado aféresis, separará las células madre del resto de elementos de la sangre, y me los devuelve a través de otra vía que está en el otro brazo.

El proceso dura más o menos dependiendo del paciente, del donante, de muchos factores, pero no resulta molesto en ningún momento. Solo un poco cansado el estar en la camilla durante tanto tiempo. Pero es completamente asumible, y además sabiendo cuál es el destino final de esta sangre.

Después de la donación, un zumito, un bocata, y con las fuerzas repuestas y la sensación de una buena acción realizada, te vas para casa. Unos días después, unas nuevas pruebas, esta vez para ver que estas recuperándote bien de la donación. Y a casa a recuperarse.

Pero ahí no termina todo. Meses después, en Septiembre recibo de nuevo una llamada, en la que me indican que debido a complicaciones, o simplemente a necesidad de un pequeño refuerzo, tengo que hacer de nuevo otra donación para el mismo paciente. Cosa que ya se me había avisado que podía pasar.

donación de médula

Así que de nuevo todo el proceso, primero las mismas pruebas médicas en la Paz. Y a continuación donación. Que es exactamente de la misma manera, por sangre periférica. Así que otra mañana en la habitación de la Paz, viendo salir mi sangre de un brazo y entrar por el otro. 

Esta vez salgo de nuevo alegre y feliz por la acción realizada, que espero sirva para salvar la vida de alguna persona, y agradeciendo el trato recibido por parte de la gente de la Paz, así como de la Fundación Josep Carreras. Por toda la información puesta a mi disposición de una manera clara, así como por el detalle que se me hizo llegar por mi donación.

Eso si, después de una donación de médula por el método de Sangre periférica, dejas de formar parte del REDMO, ya que no puedes volver a donar médula. Solo en el caso de que el mismo paciente lo necesitara. Pero esperemos que dicho paciente se encuentre ya 100% recuperado.

mye (284 Posts)


Posts Relacionados

Un comentario:

  1. Me parece algo maravilloso lo que hiciste creo que es un regalo y una oportunidad que te dio la vida para ayudar a vivir a otra persona,mi marido fue trasplantado de cordon y estaré agradecida de por vida a esas personas que decidieron donar el cordón de su bebe,yo también soy donante y me encantaria poder recibir esa llamada algun dia para por lo menos intentar darle una oportunidad a otra persona.ENHORABUENA por tu gesto y tu testimonio.Y para todo el que nos lee……DONA MEDULA PUEDES SALVAR UNA VIDA “ANIMO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *