Correr en Otoño

Correr en OtoñoCuando correr se convierte en un hobby, corres en cualquier estación del año, Otoño, Invierno, Verano y Primavera. Y una vez terminado el Verano, nos adentramos en la siguiente estación del año, el Otoño, lo normal es que Otoño sea una época del año en que correr se convierta en un placer.

¿Por qué correr en Otoño lo considero un placer?, ya que suele ser sinónimo de temperaturas más frescas, una vez dejamos atrás los rigores del verano, que nos hacían sufrir temperaturas extremas, nos vamos adentrando en el Otoño, donde los días se acortan, y las temperaturas se van suavizando.

También el Otoño es una estación para disfrutar del color desde los verdes de los pinos, abetos y demás árboles perennes, hasta todos los tonos imaginables de amarillos, naranjas y rojizos de los árboles despidiendo sus hojas. En el monte los paisajes se volverán cada vez más ocres, pero no por ello perderán belleza, y podremos apreciarlos en toda su hermosura mientras recorremos los caminos pisando una alfombra de hojas.

En esta estación todavía podremos correr con ropa ligera, ya que las temperaturas aún son agradables, para que según avance el Otoño, ir poniéndonos capas, ya que empezaremos a notar el frío. Pero no hay que preocuparse, no son los rigores del Invierno, simplemente es el fresquito que se nos pegará tras dejar el Verano

Esto que comentamos, sería lo normal corriendo en Otoño, así que no vamos a hacer caso a estos días que nos están acompañando este año, con temperaturas más propias del Verano, que del Otoño.

otonioEsta estación es una buena época para explorar nuevos caminos, salirse de las rutas habituales, e intentar abrir los ojos a nuevas sensaciones y caminos por descubrir, que nos permitirán ver la explosión de color del campo, así como con un poco de suerte, una gran cantidad de animales más o menos salvajes.

El Otoño debido a lo agradable de su temperatura, también es un buen momento para intentar completar esa primera carrera que nunca te has atrevido, ya que es la época del año en que empezamos tanto buenos propósitos, voy a empezar a correr, voy a adelgazar, voy a pasear, voy a acabar una carrera.

Pero claro todas estas buenas intenciones, pueden ir decayendo según avanza el Otoño, ya que:

  • se acortan los días, y vienen las dudas, Cómo voy a salir a correr de noche, si es que ya no hay luz. Bueno siempre podemos hacer un esfuerzo y salir a correr menos tiempo, aunque sea poco, pero para no perder el hábito.
  • Empieza las primeras lluvias otoñales, y llegan nuevas dudas, ¡me voy a mojar!, si está lloviendo, mejor lo dejo hasta la primavera. Bueno cierto es que correr lloviendo puede ser molesto, pero no digo que salgamos a correr con un tiempo demencial, pero con un ligero orballo o calabobos y protegidos (como comentábamos en otro post), siempre se puede correr.
  • otonio3Después ya más avanzado el otoño, va llegando el frío, sales a correr y te hielas, así que de nuevo las disculpas, mejor salgo un día que no haga frío, el fin de semana que puedo salir a correr mas con el sol alto, pues debemos evitar esos pensamientos, y ser optimistas, que hace frío, me abrigo, y luego cuando llegue a casa me daré un duchita calentita. Ya verás que gusto.

Pero aun así tenemos que ser fuertes y derrotar a todos estos obstáculos que se nos ponen delante, y empezar a correr, cogiéndole el gusto al Otoño, con su fresco, sus lloviznas, su cambio horario.

Ya que también es época de estrenar, todas las casas ya sacan sus nuevos modelitos de Otoño, para poder correr bien conjuntad@s y a la ultima, así que si eres una persona a la última, y la moda te reclama, ya sabes, el Otoño es también una buena estación para estrenar modelito y correr.

mya mya (19 Posts)


Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *