k-22 Peñalara

K-22 PeñalaraEl domingo 8 de Mayo en la Granja, había carrera, la VI K-22 Peñalara a las 9 de la mañana. Las expectativas de tiempo, se cumplieron hasta la última gota, lluvia, lluvia, y si puede ser con viento mejor. Y con estas expectativas me levanté el domingo, mejor dicho me desperté el domingo, y oí alto y claro no una voz que me decía que a donde iba a esas horas de la mañana, sino que oí alto y claro el agua caer fuera. Aún así no se de donde saque las fuerzas para levantarme, pero las saqué, cogí el coche, y rumbo a La Granja.

Al final llegué a La Granja, y mis esperanzas de que al otro lado de la Sierra la lluvia milagrosamente hubiera decidido no caer, se convirtieron en un sueño, allí también llovía. Pues nada entonces me dirigí al nuevo sitio facilitado por el Centro Nacional del Vidrio a la organización para la salida, para que estuviéramos resguardados de la lluvia mientras salíamos, aunque luego en cuanto se dio la salida, poco nos importaba el estar secos o mojados.

k-22 PeñalaraY con este panorama, se dio la salida con un poco de retraso debido al lío de poner todo a punto, control de chip, y demás bajo la lluvia. La salida un poco más alejada de la original, nos daba unos metros más de distancia, a la ya de por si gran distancia de la carrera, pero no era momento de pensar en eso. Según se dio la salida nos lanzamos en continua subida y paralelamente a la pared de los jardines de La Granja hasta el Esquinazo, 2 kilómetros de subida para ir calentando motores, y empapándonos un poco de agua.

k-22 PeñalaraDesde ahí toca una bajada ya con los primeros resbalones hacia la Fuente de la Plata, y desde esta, tenemos la primera subida dura, hacia la Silla del Rey o Moño de la Tía Andrea. Esta subida la hago andando como todo el mundo con el que voy en esta parte de la carrera, ya que el desnivel medio del 22% me impide subir de otra manera que no sea esta. Llegados a arriba, 1680 mts aprox, nos apetecería sentarnos en la Silla del Rey, pero la carrera manda, y ahora tenemos una pequeña bajada hacia el Salto del Corzo para recuperar fuerzas, y para volver a subir 2 Km más hacia el Arroyo de la Chorranca y las antenas del Raso del Pino, momento en el que volvemos a bajar hacia la Majada del Tío Blas, y hacia la Fuente de la Plata de nuevo, son 5 kilómetros, que con el aire, la lluvia y el barro, se hacen más difíciles de lo que normalmente serían.

k-22 PeñalaraEs una bajada guardando el equilibrio, sorteando barro, atravesando ríos, es decir nada que no nos imagináramos que pudiéramos encontrar todos los que estábamos aquí a estas alturas de carrera. Llego a la Fuente de la Plata, y aprovecho para parar y quitarme alguna piedra de la zapatilla, lo mas normal después de hundir toda la pierna en el barro en algunas zonas. Comer algo en el avituallamiento, y coger fuerzas parar la última subida hasta Fuente Infantes.

k-22 PeñalaraMe esperan 4 kilómetros de subida primero a Poyo Judío y luego continuado hasta Fuente Infantes, una subida continua, en la que lo que menos hago es correr, y lo que más es andar. Y así llegamos a Fuente Infante, en el punto más alto de la carrera, donde aprovecho para recoger un poco de agua de la fuente, y lanzarme por el cortafuegos hacia la Peña del Berrueco, por la zona que menos conocía de la carrera, ya que la única vez que intenté realizar esta ruta, no la pude completar por mi cansancio. Paro esta vez voy fresco, cansado si, pero fresco por la temperatura ambiente y el chaparrón que no para ;-), y yo creyendo que casi todo iba a ser bajada, pero aún me queda una sorpresa en mi camino hacia el Chorro Grande, por cierto buena época esta para visitarlo.

Y mi sorpresa todavía no tiene final, saliendo del Chorro, y volviendo hacia la Granja, me encuentro con una subida que te quita las ganas de correr, un desnivel animal para estos momentos de carrera, pero que una vez salvado, si que nos deja por fin correr ya cuesta abajo hacia la meta durante unos 2.5 km, y ahí sacando fuerzas de no se donde, consigo bajar a una media de unos 5 m/km.

K-22 PeñalaraAl final llego a meta muy contento de haber terminado esta carrera y aventura, en un día con un tiempo muy difícil, pero mejorando la única vez que intenté realizar este mismo recorrido. Agradecer a todos los voluntarios y la organización la buena señalización de la carrera, así como su aguante con el tiempo que hacía, animando, dándonos avituallamiento, y controlando todo.

Como resumen comentaros que ganaron Alfredo Gil y Nuria Domínguez, aquí tenéis las clasificaciones, y algunos álbumes con fotos de la misma, en la página de La Acebeda y en el álbum de OTIUM Educación y Tiempo  Libre.

Por último, os dejo el track y un pequeño video.

Descargar

mye (276 Posts)


Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *