XVI Kilómetro Vertical de la Barranca

Kilómetro Vertical de la BarrancaEl sábado 4 Junio se celebró el XVI Kilómetro Vertical de la Barranca, y por ello me he decido a escribir la crónica de la carrera. Pero esta no va a ser una crónica cualquiera, va a ser una crónica doble. Doble porque voy a realizarla desde dos puntos de vista.

Un primer punto de vista realista, y luego el punto de vista épico. Para que veamos como una misma carrera puede ser interpretada de varias maneras, dependiendo de quien la escriba. Una crónica en la que se cuenta la carrera de una manera objetiva, contando impresiones, forma de afrontar la carrera, etc. Y otra forma en la que se ensalza la exageración, se cuenta de una manera épica la carrera, aumentando cualquier percance u obstáculo hasta límites insospechados.

XVI Kilómetro Vertical de la Barranca (Realista)

A las 9:15 era la salida neutralizada, por ello a partir de las 8;30 de la mañana empiezan a verse corredores por Navacerrada. Son fácilmente identificables, gente vestida de deportista un domingo antes de las 9. No pueden ir a otro lugar más que a una carrera.

Kilómetro Vertical de la BarrancaPara empezar, un pequeño lío con los dorsales. Nadie sabe porque, pero estos no aparecen hasta 15 minutos antes de la salida neutralizada. Y cada uno a ponerse el dorsal como puede. A las 9:15 salida neutralizada, por las calles de Navacerrada hacia el camino que sube a la Barranca. Allí se reagrupa de nuevo el pelotón de corredores, y llega el momento de esperar a la salida real.

Esta se produce a las 9:45 con la cabeza que sale muy rápido, y eso que toda la carrera es cuesta arriba, y un servidor que sale a su ritmo. Es decir ritmo constante a pulsaciones constantes para intentar llegar lo más fresco posible hasta la fuente de la Campanilla. Cumplo mi objetivo, llego hasta la Campanilla a ritmo constante y subiendo corriendo, aunque a partir de este momento, solo me dedico a andar. Esto va un poco en contra de mis planes, que era esta parte andar y trotar algún tramo. Ya que ya sabía yo que aquí las rampas iban a ser más duras. 

Kilómetro Vertical de la BarrancaPero al final subo andando hasta el Collado del Piornal, y desde ahí solo queda la subida a la Bola del Mundo. Esta subida la comienzo en trote, recuperando de la subida anterior, y mantengo dicho trote hasta las últimas rampas antes de la Bola, que son más duras. Pero ya cuando se empiezan a ver las antenas, vuelvo a trotar para conseguir entrar en la Bola del Mundo, aunque sea con un ligero trote.

XVI Kilometro Vertical de la Barranca (Epico)

A las 8:30 de la mañana, después de una mala noche, me encuentro deambulando por el pueblo de Navacerrada, buscando donde recoger el dorsal. A esas horas estamos solo unos pocos madrugadores por el pueblo, unos 200. Tras formar unas colas bastantes rápidas llegamos hasta la recogida del dorsal. Donde surge la primera sorpresa, ¡¡no hay dorsales!!. Se nos informa que llegarán antes de la carrera.

Kilómetro Vertical de la BarrancaEfectivamente los dorsales llegan antes de la carrera, unos 10 minutos antes de la salida recojo mi dorsal, pero segunda sorpresa, ¡¡no hay imperdibles!!, me encuentro perdido, que puedo hacer. Me dirijo corriendo al coche, gastando algunas de las energías que necesitaré luego en la subida. Pero lo consigo, llego al coche, recojo los imperdibles, y vuelvo a la plaza a tiempo para poder hacer el control de salida.

Por una cosa y por otras, al final la salida neutralizada se realiza tarde. Pero por fin salimos hacia la salida real. Antes de salir se nos informa que este año la carrera va a ser transmitida en vivo a través de la página de facebook de la Copa de Hierro de Peñalara. Y empieza la carrera, esta primera parte es en salida neutralizada, pero ya son dos kilómetros en subida, que nos sirven para ir calentando el cuerpo ante lo que se nos viene encima.

Al llegar a la zona de la salida real, nos paramos más tiempo del deseado, cosa que hace que nos enfriemos un poco. Y a las 9:45 se da la salida a la prueba. La salida es rápida, en la que cada uno intenta coger su ritmo constante para la subida que se nos viene encima. Estos primeros 3 kilómetros transitan por pista, con una inclinación media que ronda el 9,5%, pero que ya hace que las piernas empiecen a pesar.

Nada más salir de la pista, cruzamos el río Navacerrada, que aunque no lleva mucha agua, no impide que nos mojemos las zapatillas, añadiendo peso a nuestras piernas por el peso de las zapatillas y calcetines mojados. Cogemos la Senda Alakan, hacia la fuente de la Campanilla, es un kilómetro más de subida, ya fuera de pista, por un camino con una pendiente media alrededor del 12%. como dificultad añadida están las raíces, que encontramos por esta senda. A su favor, lo bonito del paisaje que nos acompaña en todo momento.

Kilómetro Vertical de la BarrancaY llegamos a la Fuente de la Campanilla, con ya solo 3 kilómetros por delante, pero también es cierto que son los más duros. se nota la dureza nada más llegar a la Fuente de la Campanilla, ya que en el grupo que me encuentro a partir de este momento nadie corre, quizás en algún momento alguien se atreve a trotar. Pero ahora la gente se dedica a andar. Eso si, es fundamental intentar andar a buen ritmo, sin descansar, para mantenerte dentro de tu grupo y no empezar a perder posiciones.

Si ves que el de delante empieza a perder contacto con los de más delante, adelanta, e intenta no perder tu el ritmo, ya que aquí es muy fácil confiarse y dejarse ir a u ritmo más lento poco apoco sin darte cuenta. Pues bien desde la Campanilla hasta el Collado del Piornal, solo es 1.5 km aproximadamente, pero eso si, con una pendiente media de casi el 30% y con el sol pegando, ya que en esta zona no hay árboles. Solo estás tu, la montaña, y el agua que hayas podido recoger en la Fuente de la Campanilla.

Kilómetro Vertical de la BarrancaLa subida es dura, con momentos en los que el camino tiene mucha tierra suelta que hace muy difícil la subida, ya que resbalas y las piernas cada vez pesan más. Los calambres los empiezas a notar cada vez que das un paso y crees por momentos que no vas a llegar al Collado.

Pero al final consigues llegar, y aun viene lo peor, te das cuenta que no has terminado te queda otro kilómetro y medio hasta la Bola del Mundo. Que la ves ahí arriba pequeñita. Sacando fuerzas de reserva que llevabas guardando toda la subida, te pones a trotar. También gracias a que aquí la pendiente al principio es del 10%. Te deja trotar casi toda la subida, menos al final, que los últimos 500 mts ya llegamos con una pendiente del 20%, así que manos a las rodillas, agachas la cabeza, aprietas los dientes, y a mantener el ritmo andando o como sea, para entrar en la bola del mundo, algunos trotando otros casi a gatas. (En verdad casi todo el mundo entra trotando, pero que épica sería esta si no entra nadie a gatas).

Una vez arriba, cuando crees que todo ha terminado, falta bajar, volver a Navacerrada, otros 10 kilómetros. Si es verdad que son bajada, pero las piernas ya llevan 10 km encima, luego estos 10 que faltan al final se hacen duros. Pero sabiendo que nos espera la bolsa del corredor en la llegada, nos da fuerzas para afrontar esta bajada. wink

Si queréis consultar las clasificaciones, las tenéis en la Página de la Copa de Hierro. y Si queréis ver fotos, también en esa misma página o en CanoFotosports.

También os dejo el track de la subida, aunque no tiene pérdida.

Descargar
mye (264 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *