El Avituallamiento, esa irresistible comida

Simplemente hablando de el avituallamiento, a todos nos vienen a la cabeza las imágenes de los avituallamientos, normalmente son sitios donde parar a descansar, a recuperar un poco en las carreras de larga distancia, reponer fuerzas.

Pero todos conocemos a esa especie de corredores, que no deben haber comido en 15 días, que llegan a la carrera sin probar bocado, y en cuanto ven el cartel de avituallamiento sprintan por primera vez en la carrera, se lanzan a una velocidad endiablada hacia la comida, cogen posición en la mesita, y como dice el villancico, comen, y comen y vuelven a comer los corredores en el avituallamiento por ver su apetito saciado.

Luego no se mueven de la mesa, no dejan pasar al que va a recuperar de verdad, ellos son los amos, han llegado hasta ahí, han pagado su inscripción, y la van a recuperar comiendo.

El avituallamiento

Por ello les dedico esta entrada a esa especie sin peligro de extinción, que son felices consiguiendo llegar al primer avituallamiento, y luego al de meta. Que los tiempos no les importan, ni las distancias da igual llevar 1 km que 10, empujan por comer, y de ahí no les mueven ni los voluntarios.

mye (261 Posts)


Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *