14 de Octubre. Diario de un corredor

14 de OctubreQue puedo decir de ayer, 14 de Octubre, pues nada, pero ¿que me decís de anteayer? 13 de Octubre, pero no solo eso, además de día 13, también fue martes, es decir, para quien no lo haya cogido, martes y 13, pero claro, a mi eso me dio igual, ya que yo no soy supersticioso. Martes y 13, Miércoles y 14, Jueves y 15,… hay tantos días en la semana, que este era simplemente uno más. O al menos eso pensaba yo hasta que me decidí a salir a correr.

Hasta ese momento Martes y 13, solo era un número y un día en mi mente, pero todo empezó al coger mis zapatillas de la suerte, sigo insistiendo en que no soy supersticiosos, simplemente es que se llaman así, zapatillas de la suerte. A lo que iba, al calzarme las zapatillas de la suerte, descubro que están empezando a romperse por la suela, pero no es mala suerte, es simplemente desgaste pienso yo.

14 de OctubrePero podía terminar todo ahí, pero no, mis mallas deciden romperse en el momento de ponérmelas, un supersticiosos lo habría atribuido al Martes y 13, pero yo no, es el desgaste de los lavados. Así que cojo otras mallas limpias, y me preparo para salir a correr.

Miro el cielo, y me río yo de las supersticiones, tras una mañana lloviendo, la tarde ha ido abriendo, mostrando un cielo azul turquesa que me va a permitir correr sin mojarme, jejeje, por fin alguna buena noticia, que no buena suerte.

Así que salgo a correr, y corriendo me doy la vuelta para entrar de nuevo en casa, cachis la mar, lo que ha bajado la temperatura en una tarde, pues nada, corriendo, que es el verbo de moda en este momento, a coger una camiseta de manga larga.

14 de OctubreY por fin a la faena, salir a correr. El GPS funciona perfectamente, ¿no ves como no todo es malo?, pero a los 2 Km, el desgaste de nuevo que no la mala suerte me hace otra jugarreta, se rompe la correa del GPS, se me cae y para aquellos que siguen pensando en la mala suerte, pues no, no se rompe.

Pues nada, a seguir corriendo sin GPS, pero tranquilos, que no me voy a perder, es el pinar por el que siempre corro, luego las posibilidades de perderse son mínimas, así que aunque baje la niebla, vuelva a llover, me caigan 200 pinos en el camino, esta ruta la conozco.

14 de OctubreReanudo la marcha, GPS en mano, que no en la muñeca, pero decidido a terminar mi carrera de Martes y 13, vuelvo a poner una pierna delante de la otra, empiezo a correr, meto la pata en un charco, pero eso no es mala suerte, es medir mal el paso, lo que podría ser mala suerte, es mirar el GPS que llevo en la mano para ver que distancia llevo, y mientras tropezar con una piedra, y sumergirme en un charco. Pero no, no ha sido mala suerte, simplemente es una lección de la vida, no mirar el GPS mientras se corre, y menos si no va en la muñeca, sino que lo llevas en la mano.

14 de OctubreYa un poco mojado, y sobre todo desgastado, como mi zapatilla, mis mallas, mi GPS, decido volver a casa a descansar del día, de ese maravilloso día 13, que además era Martes, así que deshago el camino hecho hasta el momento, y vuelvo al hogar, donde el desgaste de mi llave me impide entrar en casa, ya que la llave parece no abrir la cerradura, otra pequeña broma del destino, pero no, yo sigo sin creer en la mala suerte.

Eso si, no vuelvo a salir a correr un Martes y 13, pero simplemente porque los martes ahora tengo gimnasio, y además el tatuaje ya tenía pensado hacérmelo, y sigo sin ser supersticioso.

 

 

 

 

mye (276 Posts)


Posts Relacionados

2 comentarios:

  1. jajajaja, lo que faltó es que te orinara el perro, como dicen en mi pueblo! jajaja

  2. Lo que es…”una mala noticia ” esque se DESGASTE todo junto.
    Lo importante es q sumaste!
    Un tatoo muy molón
    Un saludete y a por todas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *