Diario de un corredor. 30 de Marzo

30 de MarzoQuerido diario, ya es primavera, más concretamente 30 de Marzo y como siempre por estas fechas, la sangre se altera como bien dice el refrán. Pero llega el momento de preguntarnos si esto es cierto, o simplemente un refrán sin fundamento.

Para poder demostrar o negar la veracidad de dicho refrán sobre los corredores, voy a intentar ir encontrando alteraciones sanguíneas producidas por esta maravillosa y florida época que es la primavera. Así que dejemos de lado los refranes, y pasemos a los hechos.

PRUEBA 1

 30 de MarzoLa primera y más clara prueba, es el cambio horario. Nada afecta más nuestro torrente sanguíneo, que dormir una hora menos, y además el domingo, que suele coincidir con el día de tirada larga. Así que seguramente ese día nos encontraremos con la sangre bien alterada, y el sueño bastante descompuesto.

Pero por otro lado, si no salimos a correr, la sangre no se nos alterará, se nos relajará. Ya que nos quedaremos en la camita, reposando, y viendo pasar tranquilamente el domingo desde nuestro sillón, hamaca, o lugar favorito.

PRUEBA 2

30 de MarzoEn segundo lugar, tenemos las agradables temperaturas de primavera. Es decir, tan pronto estamos a 25º como tres días después bajamos bajo cero, y cae una nevada. Entonces nuestra sangre hierve, pero no de la emoción, más bien es debido a la fiebre de esos resfriados tan oportunos que nos cogemos antes de una competición. Y que rompen nuestra preparación.

 

Pero por otro lado, es cierto que si no nos resfriamos, con estas temperaturas tan bajas, nuestra sangre no se altera. Más bien se queda en un estado de reposo absoluto, aletargada, no alterada. Nos metemos en la cama y no salimos hasta nuevo aviso.

PRUEBA 3

Oscurece más tarde gracias al cambio horario, y a que los días se van alargando, luego entonces podemos ir retrasando nuestros entrenamientos. Llegamos a casa más tarde, nos duchamos más tarde, cenamos más tarde, y nos quedamos dormidos viendo la tele. Luego a las 3 de la mañana te despiertas desorientado y alterado en el sillón. Resumen, sobresalto y alteración, que repercute en nuestra pobre sangre.

Pero por otro lado dejamos de correr a oscuras, o con frontal. Con lo cual dejaremos de caernos, hacernos heridas, sangrar, es decir, nuestra sangre no se verá alterada.

PRUEBA 4

30 de MarzoLas plantas florecen, y con ellas florecen nuestras alergias, provocando que el correr sea casi imposible. Debido a las alteraciones respiratorias que sufrimos, y terminan podemos decir, derivadas en sanguíneas.

Pero esta floración hace que salgamos menos a correr, ya que dedicamos más tiempo al jardín a cuidar de las plantas. Pero no penséis que esto hace que no se altere la sangre. Al contrario, se altera mucho más, nos ponemos de peor humor, gruñimos, y todo por no salir a correr. Luego en este caso, la alteración de la floración es doble.

PRUEBA 5

La primavera favorece la secreción de feromonas, que ayuda a un incremento del deseo sexual. Así pues cuando salimos a correr, y nos cruzamos con tanta gente por la calle, parques, … Nuestro deseo sexual va en aumento proporcionalmente a nuestra alteración sanguínea. Y seguramente llegaremos a casa con una necesidad urgente de una ducha fría.

Pero si corremos en el monte solo rodeados de montañas, ciervos, grillos, … a lo mejor volvemos con nuestro deseo sexual completamente apagado. Ya que el ver solo piedras no ayuda mucho, y nuestra sangre se relajará.

PRUEBA 6

30 de MarzoCon la primavera llegan más carreras, mires donde mires ves carreras, te emocionas, tu sangre se altera, también lo hace la cartera. Y piensas en el verano, lo cerca que está, y las vacaciones que no vas a disfrutar, si a carreras te vas a apuntar. Con lo que esa alteración sanguínea se aguachinea, y al final de alteración poca, o poquísima.

Con lo que al final como conclusión, podemos decir a los corredores como a cualquier otro humano, la alteración sanguínea de la primavera, es un refrán que resulta tan cierto como falso. Dependerá de cada uno de nosotros el alterarnos o relajarnos, y tener una primavera movidita o tranquilita. Así que ya sabéis corredores, la primavera el entreno y la carrera altera, y feliz 30 de Marzo.

mye (265 Posts)


Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *