Calcetin Pinki Running

Calcetin PinkiHoy os voy a hablar de una compra con la que quedado súper contento. Una compra que podría denominar accidental, que no accidentada. Cuando llegué a la tienda Décimas, mi intención no era comprarme un Calcetín Pinki, es más por aquel entonces no sabía ni que existiese el calcetín Pinki.

Mi visita al Décimas fue obligada para comprar unas zapatillas a uno de mis retoños. Todo hubiera acabado ahí, ¿me traes tal número?, o mejor aquel, pero no, todo era más complicado, ya que el niño no llevaba calcetines. Ahora toca explicar que esto no ha pasado esta semana, ni que yo soy un padre inconsciente que saca a sus hijos de casa sin calcetines en invierno. Esta historia ocurrió a finales del verano, pero hasta ahora no he podido hablar de los calcetines. Tenía que probarlos por lo menos un número de kilómetros para dar una opinión.

Retomo la historia de los calcetines, y como iba diciendo, al no llevar calcetines el niño, decidí coger unos cualquiera de una estantería para que se probara las zapatillas. Pero claro, no era plan coger unos calcetines, que se los ponga, y luego volver a dejarlos  abandonados. Así que decidí coger unos que por lo menos pudiéramos utilizar.

Buscando me topé con el Calcetin Pinki. Y como ponía que eran para correr, me dije: pues ya está, le cojo estos, y luego me los compro, que nunca vienen mal un par de calcetines. También ayuda que tu hijo casi calce un 41, y entonces no le queden tan grandes unos calcetines de la talla 43 a 46. Lo primero que sorprende al verlos, es que pese a llamarse Pinki, son azules, nada tienen que ver con el color al que podrían recordarnos su nombre. Pink. 

Una vez en casa llega el momento de probarlos, lo primero es ponerse los calcetines. No vienen indicados como otros con L y una R para poder diferenciar cuál es el de la pierna izquierda y cuál es el de la pierna derecha. Así que con más miedo que otra cosa, decido ponérmelos sin saber si uno es el calcetín izquierdo o el derecho.

En serio, no tienen marcado el derecho y el izquierdo para que se acoplen mejor anatómicamente. Esto a mi no me importa mucho, también es cierto que no presumo mucho de ampollas, y por ello igual me da un poco igual. Si es cierto que la primera sensación al ponérmelos es maravillosa, son muy cómodos, y se quedan bien acoplados.

Esta sensación se mantiene igualmente mientras corres. El calcetín mantiene el pie bien sujeto, y no se mueve. Una vez finalizado su uso, viene el miedo, el lavado, ¿como saldrán de la lavadora?. ¿Habrán perdido su suavidad?. Pero no siguen siendo unos calcetines suaves al usarlos, y agradables al contacto con la piel.

Calcetín PinkiPero no todo puede ser bueno, es un calcetín que no está hecho de una pieza, tiene costuras. Así que todos los que teméis por vuestras posibles ampollas, que no os pillen por sorpresa sus costuras. Esto a mi no me ha importado, ni ha supuesto ningún handicap, no he tenido molestias, ni me ha producido ampollas. Así que más contento no puedo estar. Lo único, es que una vez se empapan, quedan absolutamente empapados, no secan rápido ni mucho menos, por lo menos en mi caso, después de mojarse por acción del agua, quedaron empapados el resto del entrenamiento.

Llevo usándolos durante unos 250 km, manteniéndose como he dicho anteriormente cómodos al ponerlos, y en contacto con la piel. Esos kilómetros han sido entre entrenamientos y dos carreras. Las carreras han sido un kilómetro vertical, y una carrera de 25 kilómetros. En ambas no he sufrido molestias, ni se me han ido bajando los calcetines, mis impresiones son buenas, pero también es cierto que como he dicho lo máximo han sido 25 km.

En resumen, unos calcetines baratos, que están muy bien para entrenamientos, o carreras cortas, para carreras de más de 25 km no puedo dar una opinión real. Pero con este precio, poco más se puede pedir. Más información en la web de décimas.

 

mye (265 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *