Playa en altura. Embalse de Navacerrada

embalse de navacerradaComo decíamos el otro día, cada una de nuestras carreras era tan importante como nosotros quisiéramos hacerla, y tan bonita como nosotros quisiéramos contarla, así que hoy os paso a comentar la mía de ayer, como la gran gesta que fue.

Ayer me apetecía correr, pero no por hacer mi mejor tiempo, ni mi distancia más larga, simplemente sentirme bien coger, mis zapatillas y perderme en algún lugar mágico, de esos que quedan, donde el sol se queda suspendido en el aire tanto como quieras, los caballos tienen un cuerno en el centro de la frente, y tu nunca te cansas, corras la distancia que corras.

embalse de navacerradaY con esta premisa, me puse a correr en un lugar silencioso, donde podías oír tus pisadas sobre la arena, acompañándote en un suave trotar, arena que de repente se transforma en hierba, para a continuación vibrar por la madera de un camino sobre un pequeño humedal, donde vislumbras patos, y cuando vas disfrutando de esta vista, con la misma magia que apareció ante ti, desaparece para dar paso de nuevo a la arena, y el suave murmullo del mar rompiendo casi en tus pies.

embalse de navacerradaEste es el momento en el que piensas que estas en la playa, oyendo al fondo el romper de las olas, el suave murmullo del agua, en esas miras al cielo y ves pasar a las gaviotas, y es entonces cuando no dudas en ningún momento que estás en el mar, en plena playa, hasta que giras de nuevo la cabeza, y la magia te hace otro guiño, y aparecen las montañas, tan cerca que te das cuenta que no, no es la playa, que estas en plena sierra a pie de la Maliciosa, a 1200 mts de altitud, corriendo alrededor del embalse de Navacerrada.

embalse de navacerradaPero cuando crees, que has disfrutado de toda la magia posible, es cuando te das cuenta que aún queda mucho por ver, de repente escuchas un murmullo más fuerte, así que te desvías de tu camino, siguiendo esa canción que te llama, y descubres que es un salto de agua interpretando un maravilloso paisaje en plena naturaleza, y así descubres que tu desvío ha merecido la pena. Y con esta magia acumulada así como todo este espectáculo de la naturaleza, de repente puedes parar de correr con la sensación de haber tenido una de esas carreras maravillosas que quedarán durante unos cuantos días grabadas en el fondo de tu retina.

 

Descargar

 

 

mye (280 Posts)


Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *