Cómo correr cuando estás desmotivado

correr desmotivado

A todos a lo largo de nuestra vida nos ha pasado, y si no nos ha pasado, podría pasarnos. Llega un día en que de repente te pones a pensar en correr, y no tienes ganas. Buscas cualquier disculpa, que si hace frío, que si no te sientes bien, está lloviendo, oscurece pronto, me duele algo, …. Es imposible correr si estas desmotivado.

Es difícil luchar contra este sentimiento, pero hay que superarlo, y más si nos gusta, o nos gustaba antes de caer en esta apatía, correr. Lo primero es recuperar un poco la dinámica de entrenar, empezar a correr cada día, volver a coger esa rutina. Es verdad que es lo más difícil, pero hay que intentarlo.

También nos puede ayudar la búsqueda de objetivos.

  • Por ejemplo, ponernos en forma, eso nos implica que tenemos que salir a correr si queremos coger la forma.
  • O simplemente buscar una carrera, una carrera que queremos completar, un reto que nos encantaría poder hacer. Esta es una de las motivaciones más fáciles de conseguir, ya que una vez apuntados, nos obligamos a correr, ya que cuanto más difícil el reto, mas tendremos que entrenar para conseguirlo.
  • Otro objetivo puede ser conseguir hacer al mes más de tantos kilómetros, o completar un desnivel positivo de x metros. Son pequeñas batallas que podemos ganar. Cuanto más fácil la batalla, más nos motivará conseguirla. Aunque estos retos podríamos modificarlos para que sean retos semanales, y así los resultados lleguen antes y no nos aburramos. Y además según completamos unos, subimos un poco la dificultad del siguiente.

Cómprate algo nuevo para lucir cuando salgas a correr, una prenda de ropa, que seguro que luego tendrás ganas de salir a correr para estrenarla, Si subimos el nivel unas zapatillas. O si queremos tirar la casa por la ventana, un gps nuevo. Cualquier complemento te obligará a salir a correr, ya que nadie quiere tirar el dinero a la basura.

También puedes buscarte un grupo de amigos para salir a  correr, ya que es verdad que salir solo, a veces cuesta, pero si te llama un amigo para quedar a correr, y salir, pues es más difícil decirle que no. Y una vez en marcha, ir con alguien, hablando, comentando, o simplemente acompañado, hace más agradable el entreno.

Pero si lo que pasa es que vas a salir solo, cógete unos buenos auriculares, prepara las zapatillas, el móvil, busca buena música y a correr. Correr con música siempre es más fácil, te motiva, te hace mejorar tus tiempos inconscientemente, y hace que se te pase el entrenamiento de una manera más amena. Aquí tienes unos cascos para correr.

Y si nada de esto funciona, pues contrata un entrenador personal, que seguro que si estás soltando el dinero a alguien, te sientes más obligado a correr. Y si no lo haces, ya te pondrá as pilas tu entrenador por no cumplir objetivos.

Pero hagas lo que hagas, no dejes de hacer lo que en algún momento te hizo disfrutar. Recupera la sonrisa, empieza a andar, que en algún momento llegará el correr.

Avatar mye (332 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.