La carrera electoral

carrera electoralEstos días pasados no hemos parado de oír hablar de la carrera electoral. Y me pregunto yo, ¿esta carrera tiene algo que ver con esas carreras a las que todos nos presentamos?.

Pues aunque pensemos así, no tienen nada que ver, en nuestras carreras nosotros pagamos por participar, aqui los participantes no solo pagan, si no que además reciben dinero para poder realizar sus campañas electorales, y además es nuestro dinero, luego encima pagamos a los que corren. 

Tu antes de una carrera, te preparas, haces una serie de entrenamientos, intentas reproducir las distancias que vas a correr, etc. Pero los corredores de esta carrera electoral, algunos no están nada preparados, entran en una lista simplemente para rellenarla, por si acaso, llegara su partido a completar toda la lista, claro como no tienen que pagar un dorsal por correr.

Luego llega el día de la carrera, te levantas normalmente pronto, ya que las carreras suelen ser temprano, y vas allí con tiempo suficiente como para aparcar el coche sin problemas, calentar un poco, recoger el dorsal,… Pero los corredores de la carrera electoral no, se pueden levantar cuando quieran, no tienen que calentar, van votan, y vuelven a casa, como mucho tienen que hacer una cola para votar, pero nosotros también la hacemos para recoger el dorsal y la bolsa del corredor.

Se da la salida y se empieza a correr, corres la distancia que te han dicho que dura la carrera, y en esto si que es igual la carrera electoral y nuestra carrera, si llegas pasado el tiempo límite, se acabó la carrera, descalificado, si el corredor electoral llega fuera del tiempo límite para votar, pues no vota.

Pero tu durante tu carrera igual hay unos puntos de avituallamiento sólido, o líquido, y ahí tienes unos pocos alimentos para reponer fuerzas y además alimentos pensados para esa función de reponer, en la carrera electora da igual, puedes comer siempre que quieras, grandes banquetes, aperitivos, alcohol, mientras quepa en el estómago, da lo mismo.

carrera electoralDurante la carrera compites contra tus rivales, que aunque son rivales, son compañeros de viaje, de carrera, a los que en caso de necesidad no dudas en echar una mano, ayudar, o lo que haga falta, pero en la carrera electoral, bueno, la palabra rival, desde luego no implica ningún valor como los definidos anteriormente.


Y al final llega el momento de llegar a meta, de terminar la carrera, de sentirte bien contigo mismo, has conseguido terminar, ¿has ganado?, no pero te da igual, ese no era el objetivo, el objetivo era llegar. Pero en la otra carrera, la electoral, como no ganes, todo son malas palabras, intentos de esconder la derrota, de decir con otras palabras que si has ganado, pero ¿merece la pena?, y el disfrute de llegar hasta el final ¿donde queda?

Pero entonces llega el momento de recoger, de irte a casa, de llevarte la basura que has podido generar, la organización retira el arco de llegada, los indicadores de por donde circulaba la carrera, las vallas de llegada a meta, … Pero hasta ahí todo correcto, pero luego llega el momento de la carrera electoral, y como me pregunto yo, habiendo pasado tres días ya, sigo viendo carteles pegados en las paredes, colgados de las farolas,… basura electoral por todos sitios, y a saber cuanto tiempo tardará en ser retirada. ¿Que diferencia hay entre el que organiza una carrera y el que organiza una campaña electoral?, ¿Por que unos pueden retirar todo en un corto espacio de tiempo, y otros no?

Por ello que me alegro de ser un simple corredor amateur, sin problemas políticos ni aspiraciones a una carrera electoral, que solo me daría quebraderos de cabeza

Avatar mye (323 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.