La importancia de nuestro equipamiento para trail running

equipamiento para trail running

El trail running es muy distinto a el atletismo convencional. Sí, ambos consisten en correr a lo largo de un cierto número de kilómetros, pero en el caso del trail running lo hacemos en plena naturaleza, en un ambiente que suele ser notablemente más hostil, exponiéndonos más a las inclemencias del tiempo, y, sobre todo, haciendo tiradas de mayor dureza o longitud.

Es por esto que no hay ninguna otra variante del running que requiera tanto “equipo” para poder entrenar correctamente. No se trata de material obligatorio: hay corredores ultralight que aman perderse entre montes y bosques con lo justo, pero sí que hay una lista de equipamiento que tendrá que acompañaros siempre.

¿Dónde llevar todo mi equipo de trail running?

Por muy ligeros que queramos ir mientras hacemos tiradas de trail running, es esencial contar con un accesorio que permita cargar nuestro teléfono, algún tipo de nutrición si vamos a hacer entrenos largos, y al menos un bote de agua.

Para ello, la opción más elegida suele ser una mochila de hidratación. Este accesorio nos permite llevar cómodamente todo tipo de objetos, desde nuestro teléfono hasta varios botes blandos que nos permitirán mantenernos hidratados. Son la opción de mayor volumen, así que son aconsejables si queremos llevar material extra, como un frontal o una chaqueta.

En caso de querer aligerar aún más nuestra mochila, podemos escoger una riñonera o cinturón de trail running, con espacio suficiente para nuestro teléfono y alguna cantimplora, pero sin abultar demasiado.

Nuestro teléfono, siempre con nosotros

En el caso de trail running, es importante estar siempre comunicados con el resto del mundo. A diferencia de otras modalidades de running, aquí solemos movernos por zonas donde no siempre hay cobertura, o donde encontrarnos no sería fácil.

La solución a esto es llevar siempre un teléfono donde podamos realizar alguna llamada de emergencia en caso de perdernos.

No obstante, existen alternativas: la mayoría de relojes de gama media-alta (como los Forerunner de Garmin o el Fenix 6) incorporan funciones de alerta que permitirán enviar un mensaje a nuestros contactos seleccionados en caso de tener una caída. Esto se puede realizar de manera automática, incluso si no podemos hacerlo nosotros mismos por las consecuencias de la caída.

El GPS para trail running

La principal diferencia entre esta modalidad del running y las demás es que nuestro escenario de entreno es el medio natural. Y esto tiene importantes ventajas e inconvenientes.

Evidentemente, el trail running nos da la oportunidad de correr en espacios privilegiados, como montañas o bosques donde nos internamos en ecosistemas de altísima belleza. Pero, eso sí, tendremos que saber dónde nos encontramos y hacia dónde vamos.

Para ello, la opción más popular son los relojes GPS que permiten localizarnos utilizando distintos satélites, y dentro de ellos destacan marcas como Suunto, Garmin o Polar.

Aunque los relojes GPS y smartwatches son habituales en el mundo del running, ya que nos permiten controlar todos los datos de nuestros entrenos, estos son aún más valiosos para el trail runner, pues la mayoría ofrecen mapas donde veremos nuestro destino y recibiremos indicaciones giro a giro.

Este es el caso en los relojes de trail running de alta gama, como el Garmin Fenix 6, donde podremos usar mapas offline para localizarnos y no perdernos nunca, incluso cuando realizamos largas tiradas en pleno medio natural.

¿Qué más llevar para un entreno de trail running?

Aunque no hay una lista obligatoria de material que deba acompañarnos en absolutamente todos los entrenos, sí que hay recomendaciones que debemos de seguir para correr el menor riesgo y poder rendir al máximo:

Agua/bebida energética

A la hora de entrenar solos, llevar agua con nosotros es fundamental. Desde luego, cargar con botes o cantimploras no es la opción preferida de todo el mundo, pero es la única solución para mantener a raya la deshidratación, y además podemos llevarla de distintas maneras.

Por un lado tenemos la opción de llevar un bote en la mano, sin guardarlo en ningún lugar y evitando así tener que llegar una mochila o riñonera. Es una buena opción para ir lo más ligeros posible, aunque sólo tendrá sentido si tampoco llevamos nuestro teléfono -recurriendo a usar nuestro reloj GPS en su lugar.

Por otro lado, también podemos llevar el agua y cualquier tipo de hidratación en nuestra mochila o cinturón, la cual es (en mi opinión) la opción más recomendable ya que no alterará nuestro equilibrio ni el reparto de pesos. También tendrán una mayor firmeza al estar ajustados mediante correas elásticas.

Comida, barritas, geles

La comida es tan esencial como la hidratación, y especialmente en el caso de tiradas largas de trail podemos beneficiarnos de geles y barritas energéticas.

Si vas a hacer más de 15 kilómetros, considero que es imprescindible llevar contigo al menos una barrita o un gel con el que puedas reponer energía. Además, te recomiendo leer en qué momento del entrenamiento es aconsejable tomarlo para que la reposición de energías nos permita seguir rindiendo.

Frontal, en caso de correr al atardecer

Si vas a entrenar en las horas cercanas al atardecer, o en el caso de hacer un entreno nocturno, considero fundamental contar con una luz frontal que podamos llevar en nuestra cabeza para iluminar el terreno.

La gran mayoría de frontales disponibles hoy en día tienen un diseño compacto, que apenas molesta cuando lo llevamos puesto, y con baterías recargables vía USB que nos harán olvidarnos de cambiar pilas.

Manta isotérmica

En caso de entrenar con temperaturas extremas, consideraría llevar con nosotros una manta isotérmica que apenas ocupe espacio plegada.

Este tipo de mantas contiene dos capas: una en la parte externa ayuda a reflejar los rayos del sol y evitar la hipotermia, mientras que la otra ayudará a enfiar nuestro cuerpo en caos de sobrecalentamiento.

Chaqueta cortavientos

En cualquier salida de otoño, primavera o invierno deberíamos llevar un cortavientos fino, plegable y doblado en el bolsillo de nuestra mochila, siempre que vayamos a alejarnos lo suficiente de cualquier población.

Un cortavientos impermeable puede salvarnos de mojarnos hasta límites insospechados en caso de una lluvia inesperada o de una tormenta, y también ayudará a reducir la sensación de frío cuando corremos en montaña.

La nutrición correcta durante los entrenos en trail running

Tanto si vas a exigir lo máximo a tu cuerpo corriendo en un entreno, como si vas a ponerte a prueba en una carrera o competición, tendrás que cuidar tu nutrición antes, durante y después de cada sesión de trail running.

En concreto, quiero hacer énfasis en la importancia de alimentarnos durante la carrera, estableciendo unos intervalos para tomar una barrita cada hora o media hora.

En estos casos, es también importante no realizar ningún experimento cuando tengamos que rendir al máximo, lo que significa no probar en carrera ningún producto de nutrición deportiva que no hayamos comido antes.

Avatar mye (330 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.