El Avituallamiento, esa irresistible comida

Simplemente hablando de el avituallamiento, a todos nos vienen a la cabeza las imágenes de los avituallamientos, normalmente son sitios donde parar a descansar, a recuperar un poco en las carreras de larga distancia, reponer fuerzas.

Pero todos conocemos a esa especie de corredores, que no deben haber comido en 15 días, que llegan a la carrera sin probar bocado, y en cuanto ven el cartel de avituallamiento sprintan por primera vez en la carrera, se lanzan a una velocidad endiablada hacia la comida, cogen posición en la mesita, y como dice el villancico, comen, y comen y vuelven a comer los corredores en el avituallamiento por ver su apetito saciado.

Luego no se mueven de la mesa, no dejan pasar al que va a recuperar de verdad, ellos son los amos, han llegado hasta ahí, han pagado su inscripción, y la van a recuperar comiendo.

El avituallamiento

Por ello les dedico esta entrada a esa especie sin peligro de extinción, que son felices consiguiendo llegar al primer avituallamiento, y luego al de meta. Que los tiempos no les importan, ni las distancias da igual llevar 1 km que 10, empujan por comer, y de ahí no les mueven ni los voluntarios.

Avatar mye (309 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.