12 de Marzo. Diario de un corredor

12 de marzoQuerido diario, hoy es 12 de Marzo, y he superado la enfermedad que me ha mantenido alejado del monte durante una semana. Esta enfermedad me ha hecho pensar en que siempre he oído hablar de una enfermedad entre los corredores, del enganche que va surgiendo poco a poco según empiezas a correr por las salidas diarias, por hacer kilómetros, por sumar metros de desnivel, hasta llegar al mono, a estar enganchado al correr, a irte poniendo nervioso cuando pasas más de dos días sin salir a correr.

Yo empecé a sentirme enfermo un lunes, el martes empecé a darme cuenta que de verdad estaba enfermo, mi inteligente deducción se debía a los mocos, que me empezaban a impedir respirar, el dolor de cabeza, que ya no me dejaba ni pensar en otras cosas, el empezar a ver personas que no estaban, bueno eso no es cierto, pero podía haberlo sido, si la fiebre hubiera seguido subiendo.

Entonces el martes ya llevaba dos días sin correr, pero aún no empezaba a mover los pies mientras estaba sentado, ni a intentar acompasar mi respiración a mis paseos por casa, ni a echar de  menos la carrerita de la tarde. Bueno, me dije es que es martes.

El miércoles seguía malo, un poco mejor, pero malo, pero claro no tenía fuerzas para correr aún, y tampoco lo deseaba, mi enfermedad no me permitía empezar a tener el mono, no a desarrollar el síndrome de abstinencia.  Pero en vez de ir a mejor, fui a peor, y el Jueves y el Viernes, aún estaba peor, luego correr ni se me pasó por la cabeza.

Y llegó el fin de semana, no estaba malo, estaba sólo regular, pero mi cuerpo no me pidió ni un kilómetro, diréis, vaya runner de pacotilla que estás hecho ¿no?, que no sales a correr, no tienes mono, no sufres de abstinencia, tu no eres un runner, tu eres un estafador. Pero no, yo cuando no puedo salir a correr, siento la necesidad, tengo el síndrome de abstinencia, me pongo nervioso, sprinto para salir del tren, …. Pero resulta que mi cuerpo es más inteligente que yo, y el sabe que si estoy enfermo, por mucho que lo desee no puedo salir a correr, así que el solo regula esa aprensión por correr, esa necesidad, y me ayuda a relajarme, y no necesito de esos kilómetros para relajarme.

Pero aunque la mejor receta para superar el síndrome de no poder salir a correr sea estar enfermo, no quiero volver a estar enfermo, prefiero sufrir de otra manera, que tener que tener fiebre, y sentirme mal para estar sonriente y tranquilo por no poder salir a correr. Así que mejor que la enfermedad no nos deje colgados.

12 de marzo

 

Avatar mye (307 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.