XXIX Cross 3 Refugios

Cross 3 Refugios

El domingo pasado a las 8:30 de la mañana, ya nos reuníamos muchas personas en el Puerto de Navacerrada, todos con un objetivo común. Participar en el XXIX cross 3 refugios. Unos con la idea de intentar ganar, otros simplemente terminar. La mañana es fría, bastante fría para un domingo 19 de mayo, rondando los ceros grados. Es un pequeño paréntesis en esta primavera, un poco de invierno para acompañarnos en este aventura. Pero esto no desanima a los cerca de 400 presentes.

La salida está programada para las 9:15, hora en la que sigue haciendo bastante frío, así que es normal, ver entre los corredores variedad de ropa, cortavientos, guantes y mallas largas, pantalones cortos, buffs… La carrera se inicia puntualmente minuto arriba o abajo a las 9:15, con salida desde el refugio de la RSEA Peñalara. Esta primera parte de carrera, es una subida continua, que durante durante 4 kilómetros nos lleva hacia el Alto de las Guarramillas. Primero por la carretera del puerto, para luego deviarse de la misma, y seguir por el sendero hasta las antenas. Aquí los más rápidos ya han desaparecido de mi vista.

Subida dura para comenzar con mucha gente ya andando, reservando fuerzas para lo que se nos viene encima. Según ascendemos nos metemos de lleno en la niebla. Así hasta el alto de las Guarramillas. A partir de ahora tenemos una corta bajada de poco más de 1,5 kilómetros, para recuperar y poder afrontar la subida de la Maliciosa, de casi un kilómetro. Subida constante, no muy dura, y que además nos premia con las vistas ahora que empieza a desaparecer la niebla.

Al llegar a la Maliciosa, nos encontramos con el tramo más largo de bajada de toda la carrera. Casi 9 kilómetros, en los que abordaremos todo tipo de terreno. Primero acometemos una bajada bastante técnica, entre piedras, que realizaremos sin correr mucho, y con bastante respeto para no caernos y tirar la carrera a la basura antes casi de comenzar. Aunque según bajemos iremos ganando confianza, y cuando lleguemos a las Zetas, en Umbría de la Garganta iremos bastante rápido, buscando ya Canto Cochino.

Todo bajada entre raíces, piedras, senderos más grandes, y mas estrechos, donde iremos dosificando fuerzas, ya que todo el mundo me ha comentado que es una carrera muy dura, y no quiero derrumbarme al final. Aprovechamos para reponer fuerzas en el avituallamiento del kilómetro 10, llenar de líquido las botellas, y quitarnos el cortavientos.

Llegamos a Canto Cochino alrededor del kilómetro 14, donde empezaremos a llanear un poco entre subidas y bajadas mientras nos dirigimos hacia Charca Verde. En este tramo vamos acompañados por el río Manzanares, que nos acompaña con su sonido y bonitas pozas que alegran la vista.

En el avituallamiento de la Charca Verde me dicen que hay otro avituallamiento unos 6 kilómetros más adelante. Pero que son kilómetros de sube baja, que lo duro está al final. Pues en mi caso no me pareció así.

Desde la Charca Verde es todo subida hasta el Puente de los Manchegos. Subida que a mi se me hace durísima. Me da una pequeña pájara, que hace que estos 6 kilómetros sean interminables. Con momentos en los que piensas en pararte, sentarte a disfrutar del río y del paisaje. Pero todo se supera, y tras estos titubeos, sigo adelante viendo como me pasan corredores en mejor situación.

Lo mejor el paraje por el que transcurre esta parte de la carrera, siempre acompañando el recorrido del río Manzanares, por una zona encantadora. Algún calambre en las piernas me hace parar, pero aun así consigo llegar al Puente de los Manchegos. Una vez ahí, a hidratarse bien, reponer fuerzas y pensando en que queda lo más duro hasta el Alto de las Guarramillas.

Pasado el puente de los Manchegos, seguimos acompañando al río Manzanares para dirigirnos hacia el Ventisquero de la Condesa. La subida más bonita de todo el recorrido, discurre por aquí, y sorprendentemente me encuentro bien, mucho mejor que en toda la carrera. No me cuesta nada subir, ni llegar al pluviómetro. Y es más, ahora la subida hasta Bola del Mundo la hago a toda velocidad, adelantando corredores y todo. No se a que se debe esta recuperación, pero claro está que disfruto mucho esta parte de la carrera. Además de por las vistas, también por mi estado físico.

Una vez alcanzado el Alto de las Guarramillas, todo es fácil, solo quedan 4 kilómetros, y todo de bajada, ahora si que me permito el lujo de dejarme caer, y disfrutar esta parte del recorrido hasta el final. Me olvido de los calambres de antes, y cualquier otro dolor que pudiera tener, para terminar entrando en meta feliz, y tras cinco horas de carrera.

Como siempre, felicitar a todos los voluntarios, y al RSEA Peñalara por la buena organización de la carrera, y sus continuos ánimos a lo largo de la misma, que sin ellos esto no sería posible. Ahora toca dejaros el track, para que podáis verlo y descargarlo, pero debido a un pequeño lance, como no cargar la noche anterior el gps, solo tengo 24 kilómetros de carrera, jeje, cosas del directo. Así que aparte de mi track, os dejo un enlace al recorrido original.

Descargar
Avatar mye (305 Posts)


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.